La miel lleva utilizándose en nuestras cocinas desde hace siglos. Por eso, no es de sorprender que esté presente en multitud de recetas. Aunque muchas personas conciben únicamente la miel para postres y elaboraciones dulces, también se utiliza con frecuencia para recetas saladas. De hecho, es un ingrediente ideal para dar un sorprendente toque dulces a infinidad de elaboraciones. Hoy desde El Colmenar de Valderromero traemos ideas de aperitivos fáciles con miel, con los que sorprender a los comensales.

Cómo preparar aperitivos fáciles con miel

La versatilidad de la miel permite incluirla en nuestro día a día con facilidad. Pero además, también es idónea para preparar aperitivos diferentes a los que estamos acostumbrados.

Con elaboraciones rápidas de verduras

Por un lado, podemos preparar aperitivos fáciles con miel y verdura. Es el caso de los wok o salteados de verduras, a los que se puede agregar un delicioso punto de miel, tal cual o mezclada con salsa de soja o limón. También combina fenomenal con la tempura de verduras y especialmente con la berenjena.

Con embutidos

Otro aperitivo que sorprende y gusta mucho es la combinación de sobrasada y miel. El contraste dulce de la miel hace que resalten os matices de la sobrasada.

Basta con untar la sobrasada, previamente atemperada, sobre una tostada o cracker y acompañarla con un hilito de miel. Quienes tengan un poco más de tiempo, pueden preparar unas empanadillas rellenas con la sobrasada y la miel. O también preparar paquetitos con masa de hojaldre o pasta wonton. Cualquiera de las opciones es sencilla de preparar y quedará deliciosa.

Una alternativa a la sobrasada es utilizar chistorra. En este caso, podemos retirar la tripa y utilizar el interior al estilo sobrasada o emplearla entera y cubierta de algún tipo de pasta (hojaldre, filo, etc). Luego basta con añadirle un poco de miel por encima y voilà.

También la morcilla queda fenomenal con un toque de miel. Podemos caramelizar con la miel un poco de cebolla y añadirla a la morcilla. Otra opción es combinarla con algún tipo de manzana ácida.

Con queso y nueces

Estamos ante un clásico, que se convierte en apuesta ganadora. Una tostada con queso, preferiblemente fuerte (tipo queso azul o Roquefort), unas nueces troceadas y un hilo de miel. El contraste es brutalmente delicioso.

También queda genial simplemente con queso de cabra y miel. En este caso, se puede dejar tal cual, o añadir unos higos.

Aperitivos fáciles con miel de La Alcarria

Estas son tan solo algunas de las muchas posibilidades de preparar aperitivos con miel de manera sencilla en casa.

Eso sí, la elección de las materias primas puede determinar el éxito del plato.

Por eso, lo mejor es asegurarse escogiendo nuestra deliciosa miel de La Alcarria de El Colmenar de Valderromero. Una elección sabrosa y saludable.